Rodolfo Nieto

Oaxaca, 1936 - Ciudad de México, 1985

Obras disponibles




Si usted está interesado en comprar o vendor alguna obra de Rodolfo Nieto, por favor mándenos un correo electrónico a [email protected] o contáctenos telefónicamente a (55) 5559-3208.

Archivo Fotográfico






BIOGRAFÍA - RODOLFO NIETO (Oaxaca, 1936 – Ciudad de México, 1985)


"Trato de hacer una pintura antagónica, llena de tensiones. La tensión es la clave de mi pintura. Hago materias abyectas junto a materias preciosas, acordes de color finísimos junto a latigazos, disparos que quieren dar claridad a la noche. Y esos acordes finos tienen valor porque están a su lado los disparos, y así hay materia abyecta cortejando a la preciosa. Una pone en tensión a la otra". (Por: Rodolfo Nieto, en Doce expresiones plásticas de hoy)

Se le preguntaba frecuentemente si era un pintor abstracto. Siempre se defendió de esa idea, y no entendía cómo podía confundírsele, ya que nunca había dejado de hacer figuración, aunque desde luego no realista. Cuenta su hermano Carlos que afirmaba entre risas: "Si yo hiciera pintura abstracta y quisiera enviar un mensaje, mejor hubiera escrito una novela". (Por: Jaime Moreno Villareal, en "Homenaje a Rodolfo Nieto", MARCO, 1995)

Habiendo sido un artista que halló muy tempranamente sus elementos, su estilo y su personalidad, Nieto nunca se conformó con sus hallazgos, trató siempre de cambiar. Según Octavio Paz, "Lo interesante en él era la búsqueda, la intranquilidad, la poca satisfacción que sentía con lo que hacía, lo cual es un síntoma de talento indudable. Era un hombre inteligente, una rara avis con sentido crítico". Buscar los elementos más sencillos y componer con ellos, en un sentido casi musical, parece ser el objetivo que guía la conformación de sus nuevos personajes ... (Por: Jaime Moreno Villareal, en "Homenaje a Rodolfo Nieto", MARCO, 1995)

Rodolfo Nieto llega a París, cuando la inquietud de consagración en la ilustre capital francesa, seduce los ánimos entre los pintores de diversas latitudes y movimientos artísticos.

Alternan en aquella etapa: El Pop Art, El Informalismo, La Nueva Figuración, El Grupo cobra, La (entonces) Ultima Vanguardia Española, representada por Tápies... Expone en la Galerie de France, donde sorprende a Picasso con sus extraordinarias dotes expresivas. Braque, Dubuffet, Hartung y Jorn configuran, junto a Picasso, el compendio de maestros europeos que admiró toda su vida.

En su estudio de la Belle Epoque, próximo a la Sala Pleyel, el artista oaxaqueño se entrega con singular pasión a su labor, aprovechando toda experiencia, dentro y fuera de sus límites que pudiera enriquecerla. Su pintura se torna irónica, violenta y de vibrante colorido; emerge de un abismo profundo de sombras y resonancias ancestrales. No pocas veces hemos comparado esta angustiada necesidad de revelación, de dar naturaleza "objetiva" a un universo propio de signos y de formas, con el imaginario primitivo.

El de París, es el período en que inicia la gestación del original sincretismo entre sus herencias de México y las influencias recién adquiridas en Europa, que regularía las cualidades permanentes de su lenguaje.

Los logros estéticos de Rodolfo Nieto, tuvieron el reconocimiento de la crítica, las galerías y los museos del extranjero, que en su momento se tradujo en un memorable triunfo para la pintura mexicana. (Por: Ernesto Guzmán, Catálogo de Exposición "Rodolfo Nieto: París 1960-1968", México 1989)

Gran enamorado de la literatura de imaginación, Rodolfo Nieto ha ilustrado un libro de Jorge Luis Borges (Zoología Fantástica) en una comprensión y sensibilidad admirables. Su devoción por el escritor argentino, y por otros poetas de la misma familia espiritual, confirma la impresión que producen sus cuadros: estamos ante un artista en el que la imaginación ocupa un lugar central. Pero imaginación es una palabra demasiado vasta. En su caso se trata de lo que podría llamarse razón fantástica. O sea: una fantasía en la que lo maravilloso es el resultado de una necesidad lógica. Paso a poso de manera gradual e inexorable se nos conduce por un sinuoso corredor a cuyo término nos espera una imagen (o una proposición) que, aceptada por la razón, es intolerable para el espíritu. Los mejores cuadros de Rodolfo Nieto son evocaciones o convocaciones de esta imagen final. Experiencia que consiste, para decidirlo apresuradamente, en mostrarnos el carácter indescifrable de la realidad. (Por: Octavio Paz, Catálogo de Exposición "Rodolfo Nieto: París 1960-1968", México 1989)

 

PRINCIPALES EXPOSICIONES INDIVIDUALES

 

1959 Acero, sangre y matanza, Academia de San Carlos, Ciudad de México

1959 Epitalamios, cuaresmas y carnavales, Galerías Chapultepec, Ciudad de México

1962 Exposición simultánea con Francisco Toledo, Kunstnernes Hus, Oslo, Noruega

1964 Galerie de France, París

1966 Galerie La Balance, Bruselas

1967 Galerie de France, París

1969 Galerie de France, París

1969 Rodolfo Nieto: Laboratorio en papel, Museo del Palacio de Bellas Artes, Ciudad de México

1969 Galerie La Balance, Bruselas

1970 Galerie Michel Cassé, París

1973 Rodolfo Nieto: Signos y ritmos, Museo de Arte Moderno, Ciudad de México

1976 Rodolfo Nieto: Pinturas Recientes, Museo de Arte Moderno, Ciudad de México

1984 Rodolfo Nieto: Retrospectiva, Museo de Arte Moderno, Ciudad de México

1985 Museo de la Ciudad de Oaxaca, Oaxaca.

1986 Rodolfo Nieto: Exposición Homenaje, Museo de la Ciudad de Oaxaca, Oaxaca

1986 Rodolfo Nieto: Exposición Homenaje, Centro Cultural de la Secretaria de Hacienda, Ciudad de México

1988 Laboratorio en papel, Universidad Autónoma Metropolitana, Ciudad de México

1994 Rodolfo Nieto: Bestiario, Casa de América, Madrid, España

2009 Rodolfo Nieto: Retrospectiva, Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey, Nuevo León

2010 Rodolfo Nieto: Retrospectiva", Fomento Cultural Banamex, Ciudad de México