Rodolfo Morales

Ocotlán de Morelos, Oaxaca, 1925 - Ciudad de Oaxaca, 2001

Obras disponibles




Si usted está interesado en comprar o vendor alguna obra de Rodolfo Morales, por favor mándenos un correo electrónico a [email protected] o contáctenos telefónicamente a (55) 5559-3208.



BIOGRAFÍA - RODOLFO MORALES (Ocotlán de Morelos, Oaxaca 1925 - Ciudad de Oaxaca 2001)


Rodolfo Morales nació el 8 de mayo de 1925 en el pueblo de Ocotlán de Morelos. Su padre, Ángel Morales, era carpintero de oficio. Su madre, Rufina López, era una mujer muy activa y participativa en las actividades sociales y cívicas del pueblo, y además era maestra en una escuela primaria. Dicho matrimonio tuvo tres hijos, Javier, José, y el menor de los tres, Rodolfo Morales. La vida en Ocotlán, como en todos los pueblos, transcurría en torno a la plaza central, el mercado y el Palacio de Gobierno, en donde se reunía la gente. Ángel Morales, tuvo una hermana llamada Petra, quien se mudo a vivir con ellos. Petra se daba el tiempo de compartir con su sobrino Rodolfo infinidad de cosas, entre ellas la literatura, usando los pocos libros que había en casa y en el pueblo. Con ella, Rodolfo Morales descubrió a Esopo, al Quijote y a Sor Juana, y pudo saber lo que era un mundo imaginario, pues Petra le hacía que describiera cómo se había imaginado lo que había leído.

Rodolfo Morales a los cinco años de edad realizó su primer viaje en tren hacia la Ciudad de Oaxaca. Quedó fascinado al observar los cambios en el paisaje, un paisaje que él había visto siempre quieto, y que en ese momento parecía moverse de izquierda a derecha, mientras él, impasible, lo observaba desde la ventanilla. De Oaxaca lo maravillaron sus construcciones perfectas y alineadas, las calles de adoquín, su gran plaza, sus hermosas iglesias y el Palacio de Gobierno, y sobre todo la luz eléctrica. En Ocotlán todavía se iluminaban las calles y las casas con lámparas y velas. La belleza de la arquitectura le entró por los ojos al mirar la simetría, los ángulos, las ventanas bajas y los decorados de cantera en las fachadas, rematados con hierro forjado, y los portales tan llenos de vida.

La madre de Rodolfo Morales quizo apartarlo de las nuevas ideas que se impartían en las escuelas, pues se rumoraba que los programas educativos contenían propaganda socialista y anticlerical, que era promovida por el régimen del general Cárdenas. Así que Rufina dejó de dar clases en la primaria y sacó a Rodolfo Morales de la escuela a los once años de edad. Como la educación era obligatoria, Rodolfo Morales tenía que permanecer encerrado en su casa durante las horas de escuela. El encierro se extendió durante un año, tiempo en el que, en medio de la tediosa soledad que lo envolvía, Rodolfo empezó a dibujar. Los domingos podía asistir con su madre a la iglesia, un lugar que le entusiasmaba visitar para mirar cómo estaban arreglados los altares. Prestaba mucha atención a cada espacio; no quería que ningún detalle se le escapara, pues se había propuesto reproducirlos en papel en su casa. Su madre empezó a dar una clase de arte y manualidades en la escuela José María Morelos y Pavón, donde enseñaba a las niñas a dibujar, bordar, coser y pintar en vidrio con base de arena. Rufina dejaba que Rodolfo Morales la encaminara a su taller los sábados o domingos y algunas veces por las tardes. El taller estaba lleno de hilos, telas y papeles tirados por todas partes. Su hermano, Javier, comentó que "algunas veces, estando la familia reunida a la mesa, de pronto se percataba de que Rodolfo había desaparecido. Rodolfo oculto bajo la mesa y la orilla del mantel, empezaba a construir algo con pedazos de papel y tela". Estas creaciones infantiles evolucionaron hasta convertirse en papalotes que Rodolfo hacía en su adolescencia y que su madre los vendía en una tienda que ella había abierto. Rodolfo se hizo famoso en su pueblo por los papalotes y le dejaron algo de dinero, “la gente se peleaba por ellos”. Años mas tarde, este talento le sirvió a Rodolfo Morales para crear cientos de collages que hacía paralelamente a sus pinturas. Según palabras de Rodolfo Morales: “El taller de mi madre tuvo una gran influencia en mi técnica para hacer los collages.”

Rodolfo Morales se dio cuenta de que no podría vivir el resto de su vida haciendo los papalotes. Mientras contemplaba las posibilidades de un futuro productivo, encontró un libro de historia de México con una fotografía de la Real Academia de San Carlos en la Ciudad de México, que para ese entonces ya se llamaba la Escuela Nacional de Bellas Artes. Rodolfo se dio cuenta de que en esa escuela podría aprender lo necesario para ganarse la vida. Así que en diciembre de 1947, Rodolfo Morales tomó el tren hacia la Ciudad de México. Su hermano José que trabajaba como carpintero en la Ciudad de México, le brindó un lugar donde vivir y apoyo económico para que pudiera estudiar arte en la Escuela Nacional de Bellas Artes de 1948 a 1953, donde también tuvo clases de historia, literatura y francés. 

Al terminar sus estudios en 1953, Rodolfo Morales pintó su primer mural en el Palacio Municipal de Ocotlán, Oaxaca, el cual no terminó hasta 1956. También fue recomendado por su profesor de historia del arte, Alfonso Payares, para ocupar el puesto de maestro de dibujo en la Preparatoria No. 5, la preparatoria oficial más prestigiada de la Ciudad de México, el cual desempeñó de 1953 a 1985. Se ganó el aprecio de sus estudiantes e inclusive alumnos que no estaban inscritos les gustaba asistir a su clase. En 1962 hizo su segundo mural en la misma Preparatoria No. 5. También allí conoció a la maestra Ángeles Cabrera (de cariño “Geles”), una de las primeras escultoras de México y que también trabajaba en la Preparatoria No. 5. Con ella entabló una gran amistad. 

En la década de los 60, Rodolfo visitó otros países como Honduras, Brasil, Inglaterra, Holanda, Bélgica, Francia, España, y Portugal; y en viajes posteriores visitó países de America del Sur y el Caribe, Estados Unidos, Canadá, Alemania, Italia, Austria y Rusia. Durante esos años Rodolfo Morales hizo pinturas y dibujos que no mostraba públicamente. En 1975 Geles tuvo la oportunidad de exhibir sus esculturas en la galería de arte, La Casa de las Campanas, en Cuernavaca, propiedad de Manola Saavedra. Geles le habló a Manola sobre Rodolfo y le sugirió que viera su obra para que expusieran juntos; él como pintor y ella como escultora. Manola visitó el estudio de Rodolfo y quedó encantada con su obra, le propuso exponer junto con Geles, y Rodolfo aceptó. Sin decírselo a Rodolfo, Geles envió una invitación a Rufino Tamayo, quien también conocía a Manola. Cuando Rufino Tamayo y su esposa Olga se presentaron a la inauguración quedaron muy complacidos con Rodolfo Morales y su obra. Le recomendaron a sus coleccionistas que compraran obra de Rodolfo y le pidió a la galerista Estela Shapiro que lo representara e impulsara. 

Al siguiente año, Estela Shapiro hizo una exposición con la obra de Rodolfo y realizó un catálogo para la exhibición con texto de Rufino Tamayo, diciendo: “Rodolfo Morales, este nuevo pintor que me complace presentarles a los amantes del arte, es sin ninguna duda, el soplo de aire fresco que nos devolverá la alegría de vivir. Su pintura, como es fácil de probar, no está solo realizada con la mente, sino principalmente con el corazón. Su mensaje simple y directo no nos alcanza superficialmente, como es el caso de algo que es meramente intelectualizante; más bien llega a lo más profundo de nosotros y nos hace sentirlo y disfrutarlo plenamente, porque está imbuido de verdad y ya sabemos que la presencia de la verdad siempre es emocionante ... Su voz, aunque es una voz tranquila, ahora comienza a ser escuchada, porque tiene algo que decir y lo dice de manera convincente”. A partir de ese momento la obra de Rodolfo Morales empezó a exhibirse públicamente en diferentes galerías y museos, tanto nacionalmente como internacionalmente.

Rodolfo Morales realizó dos obras de gran formato para el bar del vestíbulo del Hotel Camino Real en la Ciudad de México. Pintó un segundo mural en el Palacio Municipal de Ocotlán. En 1985 regresó a vivir a Oaxaca y ahí vivió el resto de su vida. En 1994 realizó un mural en el Hotel Royal Pedregal en el sur de la Ciudad de México, y en 1998 realizó el mural “Historia, desarrollo y realidad de la nación francesa” en la estación del metro Bellas Artes de la Ciudad de México. Rodolfo realizó estos últimos dos murales pintando enfrente del público.

En 1992, Rodolfo Morales constituyó la Fundación Cultural Rodolfo Morales, mediante la cual canalizó el ingreso de la ventas de sus obras para la restauración y conservación de varias iglesias, conventos y casas antiguas de Oaxaca, como las iglesias de San Pedro Taviche, San Baltazar Chichicapam, San Jacinto Ocotlán, San Felipe Apóstol, San José del Progreso, Magdalena Ocotlán, Santa Ana Zegache y el Ex convento de Santo Domingo Ocotlán, entre otras. También impulso la educación y cultura de Oaxaca mediante la creación de una biblioteca, una sala de computo, un teatro y distintos programas musicales y artísticos.

Rodolfo Morales murió el 30 de enero del 2001 en la Ciudad de Oaxaca.

(Fuentes consultadas: 1. Rodolfo Morales, El señor de los sueños, por Martha Mabey, 2000; 2. Marc Chagal / Rodolfo Morales, Franqueza y exotismo, Promoción de Arte Mexicano, textos de Lupina Lara Elizondo, Carlos Monsiváis y Luis Martin Lozano, 2007; 3. Rodolfo Morales, sueños de un pueblo, por Riva Yares Gallery, 1995; 4. Rodolfo Morales, Gobierno del Estado de Veracruz, Instituto Veracruzano de Cultura, 1992; 5. Rodolfo Morales, Fundación Ingeniero Alejo Peralta y Diaz Ceballos, 2000)

 

PRINCIPALES EXPOSICIONES INDIVIDUALES

 

1973 Palacio Provincial de Málaga, España

1975 Casa de las Campanas, Cuernavaca, México

1976 Galería del Círculo, Ciudad de México

1977 Casa de las Campanas, Cuernavaca, México

1978 Galería Miró, Monterrey, N.L.

1978 Museum of Mexican Art, San Francisco, California

1978 La muerte más allá de la forma y del color, Galería Estela Shapiro, Ciudad de México

1979 Club de Industriales, Monterrey, NL

1980 Galería y librería La Puerta, Instituto Nacional de Bellas Artes, Ciudad de México

1980 Art imports Gallery, Nueva Orleáns

1980 Arte objeto - objeto arte, Galería Estela Shapiro, Ciudad de México

1981 Rodolfo Morales, Instituto Politécnico Nacional, Ciudad de México

1981 Rodolfo Morales, Downtown Gallery, Fort Worth, Texas

1982 Dibujo Blanco y Negro, Galería Estela Shapiro, Ciudad de México

1983 Galería Arte Actual Mexicano, Monterrey, Nuevo León

1984 Rodolfo Morales, Galería Estela Shapiro, Ciudad de México

1985 Galería Arte Actual Mexicano, Monterrey, Nuevo León

1986 Galería Los Príncipes, Oaxaca, Oaxaca

1986 Taller Artes Plásticas Rufino Tamayo, Oaxaca, Oaxaca

1986 Exposición Homenaje, Magia y misterio, Galería Centro Cultural de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Ciudad de México

1987 Hotel Hyatt Continental, Acapulco, Guerrero

1988 Vorpal Gallery, Nueva York

1989 Vorpal Gallery, Nueva York

1993 "Nuevas Obras de Rodolfo Morales", Milagros Contemporary Art, San Antonio, Texas

1994 "Rodolfo Morales: Juegos y Evocaciones", Galería Arte de Oaxaca, Oaxaca

1995 "Rodolfo Morales: Sueños de un pueblo", Riva Yares Gallery, Scottdale

1996 "Rodolfo Morales: Juegos y Evocaciones", The Mexican Museum, San Francisco, California

1996 "Rodolfo Morales: Sueños de un pueblo", Riva Yares Gallery, Santa Fe

1997 "Rodolfo Morales", Museum of Latin American Art, Long Beach, California

1997 "Rodolfo Morales: Juegos y Evocaciones", Instituto Cultural Mexicano, Washington, D.C.

1997 Cuatro temas: Novias, Ángeles, Diablos y Animales, Galeria Casa Lamm,Ciudad de México

1998 "Rodolfo Morales", MEXIC-Art Museum, Austin, Texas

1999 "Rodolfo Morales, Retrospectiva", itineró Canadá

2000 Rodolfo Morales, 50 años de pintura, Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca, Oaxaca

2005 "Rodolfo Morales, Maestro de los sueños", Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey

2005 "Rodolfo Morales, Maestro de los sueños", Museo Amparo, Puebla

2006 "Rodolfo Morales, Maestro de los sueños", Museo de Arte Moderno, Ciudad de México

2006 "Rodolfo Morales, Maestro de los sueños", Museo de las Artes, Universidad de Guadalajara

2007 "Rodolfo Morales, Maestro de los sueños", Museo de Arte Moderno, Bogotá, Colombia

2014 "Rodolfo Morales, La Fugacidad Estética del Tiempo", IMSS, Ciudad de México

2017 "Rodolfo Morales, El Señor de los Sueños", Centro Cultural Tijuana, Baja California