INVERARTE





 

Si usted está interesado en comprar o vender alguna obra del maestro Alfredo Ramos Martínez puede contactarnos en info@inverarte.com o telefonicamente.

 

ALFREDO RAMOS MARTINEZ (Monterrey, Nuevo León, 1871 - Los Angeles, California 1946)

Se suele incluir para la historia del arte en México al maestro regiomontano Alfredo Ramos Martínez por su decisivo papel en la creación de las "Escuelas de pintura al aire libre" y su posterior impulso, hecho, al igual que su oposición a las enseñanzas que se impartían en la antigua Escuela Nacional de Bellas Artes.

Ahora bien, para entender el "nacionalismo" por el que propugnaba Alfredo Ramos Martínez, es necesario asociarlo a la idea, por entonces ampliamente difundida, del valor de la raza, en el entendido que en su pureza se encerraban, intrínsecamente, potenciales creativos que al ser estimulados daban por resultado un auténtico arte enraizado en su propio ser. A manera de conclusión digamos que la verdadera aportación de Alfredo Ramos Martínez, como de muchos otros de sus contemporáneos, fue su fe, más que en la libertad de creación, en las posibilidades de forjar un arte auténticamente nacional basado en la simiente del propio pueblo: creencia, como se ha dicho, que no fue suya propia sino que recoge parte de la tradición decimonónica, que fue influenciada por los movimientos vigentes de Europa, reforzada por el ambiente posrevolucionario del país y que se entroncó con posiciones más avanzadas que la suya, aquéllas que la llevaron a lo que en su momento se denominó el renacimiento mexicano. (Fuente: Por Xavier Moyssén en "Un Homenaje a Alfredo Ramos Martínez"", Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey)

La nostalgia del paraíso (producción y estancia en California, 1929 - 1946). El balance estético de su producción personal en los años mexicanos no debe de haber dejado muy satisfecho a Alfredo Ramos Martínez. En la crítica soledad del autoexilio estadounidense, luego de haber resentido la pérdida casi fulgurante de su papel protagónico en la vida cultural del agitado México de finales de los veinte, como promotor de una pedagogía artística muy estimada al principio pero ya cada vez más impugnada desde distintas perspectivas políticas y estéticas, y en el trance de experimentar un torturante drama familiar, Alfredo Ramos Martínez trazó una línea divisoria. Una nueva manera de concebir la pintura surgió de esta honda crisis personal.

Tengo para mí que esta última etapa creativa constituye una de las aportaciones más felices del pintor al panorama artístico nacional. Sin traicionar el estilo amable, complaciente y refinado que parecía avenirse tan bien con la personalidad y la educación que le eran peculiares, supo encontrar un nuevo vigor expresivo al asimilar algunas sugerencias estructurales de la vanguardia. Un dibujo ceñido, y a la vez muy ornamental, define las formas de sus motivos sobre fondos afacetados de lejana filiación cubista. Es una suerte de gauguinismo condimentado con las redondas y macizas volumetrías anatómicas que Diego Rivera instaurara, como una de las vertientes expresivas propias del Renacimiento artístico mexicano, en su pintura mural de los años veinte.

No en balde menciono a Gauguin y a Rivera; lo que Alfredo Ramos Martínez se propuso construir plásticamente en su autoexilio californiano, fue una suerte de armoniosa y orgánica utopía aldeana poblada de indígenas mexicanos, como Gauguin lo intentara en la Polinesia o Rivera en sus idilios prehispánicos y en sus pastorales posrevolucionarias. En un simulacro de paraíso ubérrimo, desbordante de flores y frutos, los indígenas de Alfredo Ramos Martínez viven sus ciclos vitales en estrecha comunión con los ritmos de la naturaleza, ocupados si acaso en actividades creativas que parecen serles connaturales, y ajenos a las presiones y angustias del mundo contemporáneo. (Fuente: Por Fausto Ramírez en "Un Homenaje a Alfredo Ramos Martínez"", Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey)

 

ALGUNAS DE SUS EXPOSICIONES INDIVIDUALES MAS IMPORTANTES:

 

1910 Exposición de su obra europea, Escuela Nacional de Bellas Artes, Ciudad de México.

1930 Museo del Condado de Los Angeles, California.

1931 Exposición en Barker Brothers durante The Artists Fiesta

1931 Exposición en la galería de Assistance League, Hollywood

1931 Fine Arts Gallery, San Diego

1933 Palacio de la Legión de Honor, San Francisco

1933 Biblioteca de Santa Mónica

1936 Galería Vista del Arroyo, Pasadena, California

1939 Exposición en la galería de Assistance League, Hollywood

1945 Ramos Martínez: Paintings of Mexico, Dalzell Hatfield, Los Angeles

1946 Lillenfeld Gallery, New York

1951-52 Ramos Martínez: Memorial Exhibition, Dalzell Hatfield, Los Angeles

1953 Paintings by Alfredo Ramos Martínez, Los Angeles City College, Los Angeles

1956 Exposición Retrospectiva, Scripps College, Claremont, California

1969 Alfredo Ramos Martínez, Exposición Homenaje, Museo del Palacio de Bellas Artes, Ciudad de México.

1975 Ramos Martínez: A Treasure Trove Exhibition, Dalzell Hatfield, Los Angeles

1991 Ramos Martínez: Retrospective Exhibition, Louis Stern Galleries, Beverly Hills, California

1992 Alfredo Ramos Martínez: Una visión retrospectiva, Museo Nacional de Arte, Ciudad de México.

1996-97 Un Homenaje a Alfredo Ramos Martínez, Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey.

1997-98 Alfredo Ramos Martínez: The California Years, Louis Stern Galleries, Beverly Hills, California

2008 Museo Estudio Diego Rivera, Ciudad de México